Acerca de las becas MEC de idiomas en el extranjero

En estos años que llevamos de recesión, crisis, desaceleración o como queramos llamarlo los precios y tasas de los estudios reglados, universitarios, formación profesional y bachillerato han subido y el número de becas han descendido, pero eso no significa que no existan o que los estudios sean inaccesibles para los que no tienen posibilidades monetarias.

Como decimos, se ha limitado el acceso a las mismas y se han endurecido los requisitos siendo, más justas para algunos y discriminatorias para otros (opiniones hay para todos los gustos).

Becas MECEn cualquier caso, hemos de tener claros los requisitos que exige el Ministerio de Educación Ciencia y Deporte para la adjudicación de éstas becas, así como, su cuantía. En esta web http://www.becas10.com/mec/ puedes obtener toda la información que necesitas.

Unas de las becas MEC más populares están destinadas a profesores y estudiantes que quieran llevar a cabo estudios en el extranjero para mejorar su nivel de inglés, francés o alemán. Dependiendo del lugar al que opten, donde quieran estudiar, la cuantía de la beca variará pudiendo llegar a rondar los 2.700 euros: no es lo mismo solicitar estudiar en lugares relativamente cercanos como Escocia o Irlanda que hacerlo en lugares como Nueva Zelanda, Australia o Estados Unidos.

Para que la beca sea concedida, además de presentar la solicitud en tiempo y forma, el solicitante debe de cumplir ciertos requisitos como son la nota media exigida (que en grados universitarios es de 7),  haber recibido una beca de movilidad, de acceso a estudios universitarios o de convocatoria general y, obviamente, estar cursando estudios universitarios, grado superior, enseñanzas artísticas o deportivas.

Como podemos ver los requisitos son relativamente exigentes y no todos los solicitantes podrán obtener la beca que necesitan, ya que los fondos son limitados, pero es una muy buena oportunidad para recibir una ayuda importante y poder completar nuestros estudios con algo de lo que normalmente el estudiante y profesional española adolece tradicionalmente y que no es otra que una pobre formación en un segundo idioma.

El profesional español destaca en el extranjero por tres cosas: su capacidad de trabajo, su elevada formación academica y su bajo bagaje en la comunicación en una segunda lengua (normalmente el inglés).